En la fosa de Juan C Bonilla hallaron a un hombre y una mujer; hay dos drogadictos sospechosos (video)

2593
Compartir

Odilón Larios Nava / @odylarios

Los cadáveres de un hombre y una mujer fueron encontrados sepultados en el terreno de un domicilio ubicado en la calle Chulavista casi esquina con Niños Héroes, en la junta auxiliar Cuanalá, perteneciente al municipio Juan C. Bonilla.
El hombre se encontraba denunciado como desaparecido ante las autoridades ministeriales de San Pedro Cholula, es por ello que los agentes, realizando labores de investigación, llegaron hasta el domicilio en cuestión y se percataron de tierra removida.
Así es como dieron con las dos aparentes fosas. En un principio se pensó que podrían ser más de dos muertos, pero durante las diligencias tuvieron que escarbar y así es como corroboraron que solo eran dos cuerpos, los de un hombre y una mujer.
Trascendió que el cuerpo del varón corresponde al de un hombre que se encontraba reportado como desaparecido en Santa María Coronango, mientras que la mujer – joven – está en calidad de desconocida.
Hasta el cierre de esta edición se desconocía la forma en cómo fueron privadas de sus vidas estas personas, pero una de las líneas de investigación sugiere que los homicidas pueden ser los habitantes de ese domicilio.
En la casa en donde fueron encontrados enterrados los cadáveres habitan dos jóvenes hermanos, ambos drogadictos y alcohólicos, uno de ellos con antecedentes penales en el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA) por haber asesinado a su abuela – Margarita – en años pasados, cuyo cadáver fue hallado en un horno para fabricar tabiques.
Esa información y algunos otros indicios apuntan como probables homicidas a los hermanos Fernando – el que mató a su abuela – y Luis, a quienes los vecinos afirmaron no haber visto desde hace algunos días, por lo que incluso llegaron a creer que eran ellos los muertos, pero esto último fue descartado.
Fueron agentes ministeriales de la comandancia de San Pedro Cholula los que llevaron a cabo las diligencias del levantamiento de los cuerpos y tienen a cargo las investigaciones para esclarecer este caso.
Cabe señalar que los vecinos indicaron que Fernando no hace mucho había salido del CIEPA donde pasó unos años por el homicidio de su abuela, pero al salir solo se dedicó al vicio. Creen que Fernando y su hermano son capaces de matar a sangre fría.