Inicio Texmelucan Vinculan a proceso al homicida del conductor de Super Rápidos de Texmelucan

Vinculan a proceso al homicida del conductor de Super Rápidos de Texmelucan

1904
Compartir

Odilón Larios Nava / @odylarios

El homicida del conductor de la unidad 905 de Super Rápidos, de la empresa Estrella Roja, fue vinculado a proceso y quedó sujeto a prisión preventiva oficiosa como medida cautelar. Además, el Juez de Control concedió al Ministerio Público un periodo de cuatro meses como plazo para realizar la investigación complementaria.
Estas resoluciones se tomaron durante la audiencia de Diego, de 18 años, el probable asesino. Cabe destacar que su cómplice sigue prófugo, pero ya es buscado por las autoridades ministeriales.
Resalta el hecho de que Diego de 18 años, a su corta edad ya cuenta con un amplio historial delictivo, tal es así que hace tres años incluso estuvo a punto de ser linchado. Este joven forma parte de la peligrosa banda “Los Xolalpa” la cual opera en la región de San Martín Texmelucan y es liderada por su hermano “El Japonés”, hombre que ha estado en prisión en diversas ocasiones y que ha sido catalogado como “el azote” de aquella región.
Cuando Diego tenía 15 años, fue capturado por pobladores de San Baltazar Temaxcalac, cuando armado con una pistola, y a bordo de una motocicleta, intentó robar una laptop a una persona. La gente lo capturó y amagaba con lincharlo, pero la policía lo rescató en aquella ocasión cuando era menor de edad.


Se presume que siguió delinquiendo, de tal manera que el sábado pasado, Diego y otro delincuente abordaron la unidad de Super Rápidos, en la autopista México-Puebla, de inmediato comenzaron a asaltar el camión y ahí atacaron al conductor con arma blanca hasta arrebatarle la vida. Su compañero de fechorías escapó, mientras que a él lo detuvieron.
El Juez calificó de legal su detención y lo vinculó a proceso por el delito de homicidio calificado. El juzgador le dictó prisión preventiva oficiosa y concedió un plazo de cuatro meses para el periodo de investigación complementaria.
Cabe hacer mención que, irónicamente, Severo, abandonó su trabajo de policía municipal de Huejotzingo para buscar un trabajo menos riesgoso, por ello se metió de conductor de transporte, donde este maleante le arrebató la vida. Severo dejó en la orfandad a un pequeño de apenas 5 años.
Hay que resaltar que este caso causó muchas reacciones de indignación en redes sociales, las personas coincidieron en exigir a las autoridades todo el peso de la ley contra los asesinos del conductor, quien se ganaba la vida honradamente.