Inicio Opinión Construyen Rancho tipo Narco, en Amozoc

Construyen Rancho tipo Narco, en Amozoc

1549
Compartir

Carlos Macias

En Amozoc, tierra de La Luz del Mundo, se construye una gran obra… pero no crean que es del gobierno municipal de Mario de la Rosa Romero, el alcalde y a la vez alcalde electo.
Más bien, parece una hacienda de narco colombiano de película.
Se asemeja a una mansión de líder “huachicolero”.
Le da un toque a rancho de político, nuevo rico.
Es algo así como un complejo religioso para lo que se ofrezca, desde orgías, abusos sexuales, pederastía, bodas, bautizos, misas, XV años, sede del turismo electoral, etc.
Será un complejo para la lujuria, pero eso sí, de súper lujo.
Tal vez el rancho particular de algún millonario excéntrico.
Pero la neta: ¿Quién caramba va a invertir millones de dólares en la construcción de un rancho en Amozoc dónde no hay ni agua, ni caminos pavimentados, ni árbol que te dé sombra y ni perro que te ladre?
El nuevo complejo tipo La Vista, se ubica sobre un terreno de unas 40 hectáreas, atrás de la zona boscosa de Flor del Bosque y en el área conocida para los de Amozoc como: La Quebradora de Tomé.
Parece que Arturo “El Negro” Durazo revivió para asentarse en Amozoc.
“El Negro”, Jefe de la Policía del entonces Distrito Federal en la década de los 80, enloqueció tanto que mandó a construir lo que creyó era una réplica de El Partenón griego, como el que se hace en Amozoc.
Llama la atención tremendo derroche de dinero para la erección del inmueble, dividido en tres módulos.
Conocerlo, aunque sea por fuera, te deja impactado.
Las fotografías son reveladoras.
Confieso desconocer ¿Quién o quiénes son las o los propietarios?
Pero donde si saben, es en el Ayuntamiento de Amozoc de Mota, autoridad que expidió los permisos de construcción con todo lo que implica: SAT, IMSS, Finanzas, Sindicatos, Protección Civil y demás.
Tal vez el gobierno de Barbosa pudiera poner atención en esa obra; igual y es de “El Toñín”, y ahí lo atrapan.
La que sí no debe enterarse, es la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Gestapo de la 4T, por aquello de que vayan a investigar el origen de los recursos derrochados en un caserón a la mitad del desierto.
Punto.
He dicho y he informado.

****

Columna publicada en Contrastes de Puebla