Inicio Opinión Karina Pérez: entre la desesperación y el derroche (ante el fracaso de...

Karina Pérez: entre la desesperación y el derroche (ante el fracaso de su gobierno)

440
Compartir

Carlos Gómez / @gomezcarlos79

Karina Pérez Popoca está desesperada porque su Gobierno va en picada y no encuentra la manera de recuperar la confianza de los vecinos de San Andrés Cholula que ya la ven como la peor alcaldesa de ese municipio –incluso sobrepasa al inepto de Leo Paisano-.

En un acto de desesperación y ante la amenaza de protestas el próximo lunes 14 de octubre cuando rinda su Primer Informe decidió apostar por el derroche y jugar a la estrategia de “pan y circo” para tratar de contener el descontento contra su administración.

Muy ajena y alejada de los principios de la Cuarta Transformación decidió gastar más de 850 mil pesos para contratar a la Banda El Limón y ofrecerá una comida después del Informe para sus acarreados.

¿Y la austeridad?

Eso le preguntaron ayer reporteros que ya están cansados de las groserías de la alcaldesa y, como es su costumbre, trató de justificar su fracaso como alcaldesa y dijo que con los ahorros que han tenido se pueden dar el lujo de gastar esos 850 mil pesos –sin contar la comida- para “festejar” su Informe.

Cínicamente intentó justificar el derroche al compararse con Andrés Manuel López Obrador y el festejo que se hizo el pasado 15 de septiembre en la Ciudad de México.

Lo que no recuerda la alcaldesa es que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, canceló los festejos en la Plaza La Victoria y otros escenarios el pasado 15 de septiembre en la entidad porque es un acto de “derroche” y no va con la austeridad de los gobiernos de la llamada Cuarta Transformación.

Es un hecho que Karina Pérez está metida en serios problemas del manejo de los recursos y la calificadora Estándar & Poor´s ya le retiró la calificación crediticia porque no están los informes del tercer trimestre.

No hay que perder de vista que los regidores rechazaron los estados financieros de Karina Pérez porque no hubo un desglose del dinero gastado y en particular por los más de 338 mil pesos que se adjudicó su asesor de medios de comunicación.

El gobernador Miguel Barbosa deberá tener cuidado con esta alcaldesa que cada vez se hunde más en sus traiciones, mentiras, opacidad y derroche desesperado de recursos.

** ** **

Columna publicada en Contrastes de Puebla