Inicio Puebla Declaración de viuda de policía ejecutado hunde a comisario e involucra al...

Declaración de viuda de policía ejecutado hunde a comisario e involucra al alcalde de Amozoc

11351
Compartir
Odilón Larios Nava / @odylarios

En medio de las investigaciones por el asesinato de seis policías de Amozoc de Mota se encuentran el edil José Cruz Sánchez Rojas, el Contralor Alejandro Valencia y la Secretaria de ese Ayuntamiento. Durante la audiencia de vinculación a proceso del excomisario Javier y el excomandante Alfredo, el Ministerio Público expuso que estos mandos municipales desde al menos un mes antes tuvieron conocimiento de la supuesta protección que estos jefes policiales brindaban a grupos de huachicoleros.
Lo anterior fue parte de lo que expuso el Ministerio Público durante la audiencia de vinculación a proceso por el delito de “obstrucción de la administración y procuración de justicia en agravio de la sociedad” en contra de Javier y Alfredo. Dicha audiencia se inició la noche del miércoles y concluyó la madrugada del jueves.
El Fiscal presentó la declaración de una de las viudas, la mujer habría mencionado que su esposo, un mes antes había detectado a un grupo de ladrones de gas sustrayendo el combustible de los ductos de Pemex. Al seguir a los delincuentes el policía, y sus compañeros se habrían encontrado con un taxista, el cual les indicó que se retiraran. En ese momento el mismo comisario Javier les habría llamado y ordenado que se retiraran y dejaran ir a los ladrones de gas.
La viuda, según refirió el Ministerio Público, tuvo conocimiento que su esposo realizó un parte informativo de lo anterior y lo entregó al contralor, quien le indicó que ese documento no tenía validez porque no había detenido a nadie ni asegurado ningún vehículo. Ante esta respuesta el uniformado pidió hablar con el presidente, pero le indicaron que no se encontraba en ese momento.
Posteriormente el 13 de junio, el policía Martín y dos de sus compañeras descubrieron a varias personas robando gas LP en la Prolongación 16 de Septiembre en el barrio de San Antonio. Estas personas tenían pipas con la leyenda Tomza y otras más eran blancas con anaranjado. Al hacer ese descubrimiento avisaron a su superior, el comisario Javier, pero este les ordenó que se retiraran y no procedieran contra los delincuentes.
Después el comandante Alfredo incluso los cambió de sector, los envió a cubrir la zona de Casa Blanca. Casualmente ese mismo día, en Casa Blanca, otros policías, entre ellos David – otro de los asesinados – también atendieron una llamada que reportaba a probables huachicoleros en la Prolongación de la 16 de Septiembre.
Al llegar se encontraron con un grupo de entre seis y ocho hombres, uno de ellos descendió de un vehículo y les dijo que se retiraran porque habían llegado a un acuerdo con el comisario, porque ellos pagaban una cuota para que los dejaran trabajar.
Es por ello que el 13 y el 14 de junio, los elementos elaboraron un parte informativo y firmaron los oficios correspondientes. Con ellos pusieron en conocimiento al alcalde, al contralor y a la secretaria general.
Trascendió que un cuarto oficio – queja – se estaba gestando y que sería firmado por once policías más, para denunciar el actuar de los mandos de Amozoc. Sin embargo, el día 15 de junio se presentó el homicidio de los seis policías.
Es por ello que Javier y Alfredo fueron vinculados a proceso por el delito de “obstrucción de la administración y procuración de justicia en agravio de la sociedad”.
Cabe señalar que el mismo miércoles por la tarde la Fiscalía volvió a imputar a Javier y Alfredo los delitos de cohecho y espionaje contra las instituciones de impartición de justicia. Y será en los próximos días cuando se realice la audiencia de vinculación a proceso por estos delitos.